La primera norma del club del libro es no hablar del club del libro…

(Por Josep)

…pero no puedo resistirme.

Así que aunque tenemos pendiente aún comentar alguna fiesta del año pasado (la Wax Lovers Party y la Bye Bye 2010), me apetece inaugurar el blog en 2011 presentando el club del libro, una de las actividades que más me gusta celebrar en el Nido, y  que mucha gente se sorprende de que organicemos. Y es que a priori puede sonar extraño montar un club literario en un sótano rebosante de perversiones, pero la verdad es que el Nido se presta bastante bien a este tipo de encuentros… Y me encanta verlo bien repleto de libros. 🙂

No, no es el Nido pero podría serlo...

El funcionamiento del club es sencillo: cada asistente aporta de uno a cuatro libros, y entre cerveza y cerveza explica por qué los ha traído, los comenta someramente, los recomienda en general o a alguno de los presentes en particular… Los libros se van dejando sobre la mesa, y al final del evento cada cual se lleva los libros que le han resultado interesantes… O lo intenta, ya que es posible que dos o más personas quieran llevarse el mismo libro. Llega entonces el momento de abalanzarse sobre la mesa cual horda de zombies sobre un cerebro fresco: se recomiendan los pactos, peleas, trapicheos, “como una subasta de Sotheby’s pero con fustas“, dijo en cierta ocasión un habitual… 🙂

 

(Por cierto, las fotos de este artículo son del gran Hob).

Como anfitrión voy apuntando en una libretita (que luego traspaso a un Excel) quién se lleva qué, y me encargo de que sea devuelto a su legítimo dueño en el siguiente club del libro o más adelante si se solicita una prórroga. Los libros pueden ir cambiando de mano en mano durante varios clubes del libro hasta que el dueño decida recuperarlos, momento en que se retiran de la circulación…

Las reglas y recomendaciones del club no son exactamente las de la camiseta de la foto de arriba, sino las siguientes:

1) Avisa con antelación de tu asistencia: En las primeras reuniones del club éramos cuatro o cinco personas, pero con el tiempo nos hemos ido juntando cada vez más, y por motivos de logística elemental no podemos ser más de 18-20 personas por sesión… ¡Reserva pues tu plaza lo antes posible a partir del momento en que enviemos la convocatoria!

2) Trae entre uno y cuatro libros. No tienen por qué ser “grandes obras” de la historia de la literatura, ni tampoco deberían ser esos libros que rondan perdidos por cualquier casa y que ni has desenvuelto aún del plástico porque tienen pinta de truño. Lo ideal es elegir libros que no tienen por qué ser perfectos pero te gustan A TI por un motivo u otro: lo que más mola del club del libro es el entusiasmo con que cada cual habla de los libros que trae. Sirven tanto novelas como ensayos, poemas, obras de teatro y por supuesto cómics y novelas gráficas: hay más lírica en cualquier tebeo de Alan Moore o Neil Gaiman que en muchos premios Planeta. No tienen por qué ser libros sexuales ni bedesemeros: de hecho sólo un pequeño porcentaje suele serlo. ¡Ah! Y también es válido traer libros en inglés o francés: siempre habrá alguien a quien le interesen (yo mismo estoy en una fase anglolectora ahora mismo).

3) Si es tu primera tarde en el club, te toca hablar primero. Bueno, en realidad segundo, porque siempre abro yo el fuego para dar un poco la pauta de cuánto tiempo debería durar cada intervención… Es tentador enrollarse cuando por fin te toca hablar, pero por respeto a todos deberías ser intenso y apasionado pero breve. En las pausas y al final del club hay momentos para hablar más en profundidad y en petit comité sobre los libros más interesantes…

3) No seas destructivo a la hora de devolver un libro. Es evidente que al llevarse libros desconocidos a veces hay suerte y a veces no… Y el libro que a Fulanito tanto le gusta resulta una mierda para Menganito. Pero en el momento en que Menganito devuelve el libro durante el club, es importante que su crítica sea constructiva: “No me ha gustado demasiado porque no es realmente mi estilo, pero si a tí te gustan este tipo de historias a lo mejor te gustan los autores X o Y” es válido, pero “Este libro es una reputísima mierda y el autor debía estar enganchado al jaco cuando lo escribió” no.

4) No interrumpas al que tiene la palabra. La persona que habla en cada momento tiene “la fuesta del poder” en la mano (puede verse en la foto inferior), y está autorizada a utilizarla para propinar molestos capones (nada de azotitos erótico-festivos) a cualquiera que la interrumpa repetidamente. Y es que una cosa es añadir un comentario rápido aprovechando una pausa de la persona que presenta y la otra cortarla a media frase para contar una larguísima anécdota…

5) Trae por favor algo de picar y/o beber. El club del libro es una actividad del Nido pero va un poco por libre por motivos históricos, por lo que no pedimos participaciones ni montamos cátering. Pero hablar reseca la garganta y hace entrar hambre, así que pedimos a los asistentes que traigan cervecitas, Coca-Cola, galletitas, pizzetas o lo que consideren conveniente para montar un refrigerio entre todos. Y ya que estamos, aunque el club del libro sea una actividad totalmente gratuita, agradeceremos muy sinceramente a cualquiera que contribuya a ir rellenando la huchita de donativos voluntarios para ayudar al mantenimiento del Nido… ¡Mil gracias!

¡El Nido os necesita!

6) Si tienes libros que devolver y no vas a poder venir al club, avisa o déjalos otro día en el Nido. Se pueden conceder prórrogas a los libros, pero si prevés que en un tiempo no vas a poder acudir a ningún club, pásate en algún momento por el Nido y deja allí los libros que tengas pendientes… El Nido es la Banca, como en el Monopoly. 🙂

Gracias al club del libro he descubierto autores interesantísimos, novelas apasionantes, cómics muy chulos… Y sobre todo, hemos tenido la oportunidad de pasar tardes muy agradables en buena compañía y aprender más los unos de los otros (es muy curioso ver qué libros elige cada cuál para traer y por qué). ¡Y en esta época en que algunos afirman que la literatura es un arte moribundo, me encanta ver cómo aún levanta pasiones!

Quien quiera hacerse una idea de qué tipo de libros se ven por allí, en este enlace podrá encontrar la lista de mis libros leídos durante el 2010, un buen porcentaje de los cuales salió del club del Nido del Escorpión… ¡Allí os esperamos! 🙂

~ por joseplapidario en enero 9, 2011.

4 comentarios to “La primera norma del club del libro es no hablar del club del libro…”

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Isita. Isita said: RT @JosepLapidario: El club del libro del #nidodelescorpion http://t.co/59Hl2ui […]

  2. :)) Me ha gustado mucho la entrada, aun tengo pendiente pasarme un domingo por el Nido, no todo van a ser macrofiestas, y además, me apetece un montón. Tengo un puñao de libros altamente recomendables!!

  3. Cada nuevo aviso del club del libro es una alegria. Y este ha llegado mientras leia esta entrada:

    http://librosenlanube.blogspot.com/

    en la que se sugiere que si los libros que intercambiamos fueran digitales, estariamos cometiendo delito!!

    Y eso hace que me guste mas ese rato de conspiracion en en nido.

  4. Cada convocatoria me hace desear más conocer el nido de una vez…ahora que alberga estos tesoros el deseo aumente de forma perversa hasta cotas inimaginables.Espero no tardar en llevar algún libro interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: