Crónica pelín atrasada de la Wax Lovers Party

Waiting for the drop
To tumble from candle’s flame
Anticipation.
(Haiku anónimo)

(Por Josep)

Estas últimas semanas están siendo una locura de mudanzas, preparación de fiestas y trabajo, pero hemos sacado un ratillo para ir trayendo al blog alguno de los eventos nideros que teníamos pendientes de comentar, empezando por la Wax Lovers Party del pasado 18 de diciembre. Sí, ya, han pasado más de dos meses, qué le vamos a hacer. 😛

Diciembre de 2010, tampoco hace tanto tiempo…

Las velas no sirven sólo para iluminar creando un ambiente íntimo: el calor y el tacto de la cera sobre la piel resultan en manos adecuadas una herramienta erótica de primer nivel… Como fans reconocidos de la cera, Françoise y yo quisimos dedicar una fiesta temática nidera a los cirios pascuales, velitas de té y velones de iglesia. 🙂

No exigimos dresscode obligatorio por un motivo muy sencillo: en una fiesta en la que era más o menos probable que cayera algún goterón de cera en la ropa, poco sentido tenía venir con modelitos caros o sexys. Sin embargo, los invitados (en su mayoría habituales del Nido) se las arreglaron para acudir con glamour y estilo… A medida que fueron llegando, nuestra siempre eficaz camarera Pili les entregó a cada uno un par de velitas de regalo, cortesía de la casa. Las instrucciones recibidas fueron claras: estaba permitido jugar con cera en cualquier lugar del Nido siempre que antes se protegiera con telas o plásticos, de los que pusimos un buen número a disposición de quien los necesitara.

Foto de Vic Moore

En este tipo de playparties más orientadas al BDSM es a veces complicado lograr que la gente se desinhiba y se lance a jugar… No sé si la mejor manera, pero sí desde luego una muy efectiva, es dar ejemplo uno mismo. Así que los anfitriones abrimos el fuego -nunca mejor dicho- con una pequeña muestra de lo bien que se lo puede uno pasar combinando cuerdas, cera caliente, un punto de dolor, buena música y cariño.

Foto de Manchasdetinta

La música que elegimos para la mini-demostración fue una canción que a ambos nos encanta: “Silence is sexy”, de Einstürzende Neubaten (que por cierto veremos pronto en el Primavera Sound, ¡yeah!). La propia estructura de la canción, que alterna largos momentos de silencio con música repentina y extrañamente sensual, resultaba especialmente apropiada para la ocasión. O si no, juzgad vosotros mismos, a ver si no os absorbe el hipnótico cigarrillo del vídeo:

Tras este pistoletazo de salida, los invitados se fueron dividiendo en pequeños grupos distribuidos por los tres espacios del Nido. De forma natural fueron surgiendo juegos, experimentos (¡esos mecheros que más parecían sopletes!), sensaciones… La expectación de la gota que se acumula lentamente en la punta de la vela; los ojos vendados que aumentan la sorpresa; la cera tibia o ardiente, según el tipo de vela y la altura a la que se sitúe; los cubitos de hielo que se alternan con el calor de la llama…

Foto de Vic Moore

Velas gruesas o finas, blancas o de colores, cortas o largas (el récord estuvo en más de medio metro): tuvimos de todo esa noche. Como muestra, un botón: no está mal la cantidad de cera que puede caer sobre una sola espalda, jeje…

Foto de Vic Moore

La penumbra rojiza de la sala del fondo se adaptó muy bien a este tipo de fiesta: iluminados por velas y focos rojos, continuaron los juegos a media luz…

Foto de Vic Moore

En resumen: fue una velada muy agradable, excitante y cálida (nunca mejor dicho), aunque tardaremos en volver a celebrar una fiesta dedicada a la cera en el Nido… Y es que a pesar de que los invitados utilizaron los plásticos reglamentarios, igualmente quedó todo convertido en un campo de batalla, más de lo habitual incluso. 😀 Por suerte contamos con la ayuda de la Srta. Gould para limpiar al día siguiente, pero aún así: con lo difícil de limpiar que resulta la cera, ¡suerte que nos quedan aún muchas fiestas temáticas diferentes antes de volver a pensar en la cera, jajaja!

Y me despido por hoy con esta preciosa foto en penumbra de mi amada Françoise: ¡soplemos la última vela y quedémonos a oscuras hasta la próxima actualización del blog! 🙂

Foto de Vic Moore

~ por joseplapidario en marzo 8, 2011.

3 comentarios to “Crónica pelín atrasada de la Wax Lovers Party”

  1. Buenas noches:
    Estupendo artículo, con vuestro permiso lo compartiremos en nuestro fb.
    saludos.

  2. Gracias por compartir vuestras veladas. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: